martes, 19 de enero de 2016

UN GRAMO DE GALEANO

UN GRAMO DE GALEANO
Saltillo, Coahuila de Zaragoza; México, a
14 de diciembre de 2016

Leamos a Galeano, su libro Espejos, Una Historia Casi Universal nos enseña de una forma sencilla la historia de los derrotados, la otra cara de ella no impresa en los libros de texto, la no contada, la escondida bajo la llave de “yo tengo la razón”, bajo la llave del  “yo gané, yo la escribo”.

En este libro encontrarás la historia universal  al estilo Galeano, escritor Uruguayo, yo diría escritor de la humanidad, el escritor de los vencidos,  su crítica es dura y su lectura nos invita a la reflexión, nos invita al análisis  sobre “el buen camino” en el que todos vamos o es necesario redefinir el rumbo.

Una visión diferente de la conquista española, a través de la fuerza y la violencia, como la verdadera espada fue la cruz y el verdadero motivo fue el oro, la plata o la caña. También nos señala la dictadura masculina, al imperio británico y norteamericano, Fidel no se salva de la pluma de Galeano.

Nos señala cómo los diablos no son tan diablos y cómo los ángeles no son tan ángeles, como el hombre por economía es capaz de todo, como las naciones trataron a otras y como una clase esclavizaba a otras, razas opresoras y exterminadoras, países con exceso de pobres y exceso de riqueza explotada por los militarmente más poderosos.

Como traidores a su clase o raza fueron comparsas de las clases, razas o estados “superiores”, como murieron cuando dejaron de servir y se convirtieron en un problema para los intereses de unos pocos.

También nos habla de los que nunca traicionaron sus ideales, exterminados igual que los traidores, pero antes, porqué ellos y ellas siempre fueron incómodos para lo establecido por los poderosos.

En él encontrarás narraciones de fotos históricas, al leerlas las verás  sin verlas, a sor Juana, Stalin, Búfalo Bill, Wilde, Churchill, aliados de Hitler que nadie nos enseña en la escuela, un libro escrito para no olvidar a los vencidos de la historia, a las mujeres, a los rebeldes, a los y las innombrables en  los libros de texto,  los censurados por los poderosos, a los borrados de la memoria con el simple chasquido del vencedor.

El libro empieza:
Los espejos están llenos de gente.
Los invisibles no ven.
Los olvidados nos recuerdan.
Cuando nos vemos, los vemos.
Cuando nos vamos, ¿se van?

Es el recordatorio de que a quien no vemos, ahí está, de los luchadores contra lo establecido y su intento de ser suprimidos de la memoria histórica, de los que están esperando que alguien los recuerde, que alguien no los olvide, como si la historia tuviese tecla “delete”, el recordatorio de que el interés económico es el superior a lo largo de la historia y en segundo plano otras cosas menos importantes como la libertad.

Si en África nació la vida ¿Adán y Eva eran negros? su primer pregunta, y termina con una referencia hacia la  paz y la libertad anunciada por la modernidad, afirmando en pregunta ¿Dónde están? ¿Será que en la tierra no se perdieron? ¿Será que en la tierra se escondieron?

Leamos a aunque sea un gramo de Galeano.

F. Abraham Tobias Hernández
fabrath@hotmail.com
@AbrahamTobias